Lo peor del ser humano

No me gusta el mundo en el que vivimos.

No, no me gusta. Y no me gusta porque éste se ha convertido en un mundo en el que la gente se alegra de que una persona, después de pasar años luchando contra una dura y triste enfermedad, muera. Se alegran de su muerte y se alegran del dolor de sus familiares y amigos.

¿Dónde vamos a llegar?

¿Qué será lo próximo?

a-bimba-bose-le-sienta-mal-el-embarazo

Imagen de Vanitatis, El Confidencial.

Estos últimos días hemos tenido que ver y escuchar a “auténticos borregos”, a través de las redes sociales, alegrarse por la muerte de Bimba Bosé. Insultos y faltas de respeto hacia ella y hacia su tío, Miguel Bosé.

Actos despreciables, abominables, espeluznantes, vomitivos. Me faltan adjetivos para seguir calificando estos hechos.

El cáncer es una enfermedad que a todos nos puede llegar, incluso a ellos, a quienes se ríen en las redes sociales de quienes lo sufren y no han podido superarlo. A ellos o a sus familiares o amigos. No creo, entonces, que si eso llegase a pasar les gustara que alguien se alegrase o riese de ello.

Me gusta Miguel Bosé, y me gusta desde bien pequeñita cuando lo veía en las galas navideñas, con su gabardina negra, cantando Amante bandido. Y me gusta más aún cuando se pinta los ojos con su raya negra, y todavía más aún cuando lo veo moverse, al ritmo de la música, sobre un escenario o en sus videoclips. Y me importa bien poco si es heterosexual, homosexual o lo que a él le venga en gana porque eso forma parte de su vida privada. A Miguel Bosé se le conoce por su profesión de cantante y ahí nos tenemos que quedar. Al igual que con su sobrina.

Nadie es juez para juzgar la vida privada de una persona por el simple hecho de ser un personaje público. A quien no le guste como cantante, o a quien no le haya gustado Bimba sobre un escenario, que no vaya a verlo. Así de sencillo.

Prefiero a mil Miguel Bosé, miles de Bimba Bosé, a un solo desalmado, sin corazón ni humanidad, que se alegra y se jacta de las desgracias ajenas. Porque el mundo nos iría mejor. No son ellos quienes hacen daño al prójimo disfrutando de sus vidas como quieran, como les guste o como les dé la real gana, no, no son ellos.

Sí, me gusta Miguel Bosé (y su familia al completo), me gusta como cantante y me gusta también como persona, su manera de entender la vida, su manera de querer, su forma de amar a su familia y amigos por encima de todo y todos. Eso sí debería ser un ejemplo.

Porque la libertad de expresión no es el insulto, no es la descalificación, no es la vejación y no es la humillación pública. Y mucho menos libertad de expresión de quienes ocultan su identidad en redes sociales. No confundamos términos.

Y sí, espero que se tomen medidas contra estos salvajes, medidas que hagan que la próxima vez que alguien quiera faltar el respecto de esta manera se lo piense dos veces.

Anuncios

Una respuesta a “Lo peor del ser humano

  1. Muy bien escrito!!! Así estamos convirtiendo este mundo, en hóstil, en el que la gente “borregos” lo hace más duro. Excelente legado e imagen estamos construyendo a nuestros hijos.

    Así nos va…

    Saludos, sigue así con tu excelente trabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s