Migas de niño

migas-de-ninoLas migas de niño (así se llaman a las migas dulces en San Clemente, mi pueblo) son una receta típica que se prepara en la festividad de Todos los Santos.

La tradición va más allá de una simple receta, con ellas, la noche de los difuntos, se tapaban las cerraduras de las casas para evitar que por ellas entraran los espíritus. De esto hace ya muchísimos años.

Después pasó a formar parte de una tradición juvenil y eran los niños y jóvenes quienes, a modo de broma, pasaron a utilizar las migas para cubrir las cerraduras de las casas del pueblo durante la noche.

Pero poco a poco esta costumbre se ha ido perdiendo para dar paso a otras que vienen del extranjero. Personalmente, creo que es importante que echemos la vista atrás y recordemos nuestra historia y nuestras tradiciones más arraigadas, y no sólo en esta festividad. No debemos dejar de lado nuestras raíces para desarrollar otras que nada tienen que ver con nuestra cultura.

Con esta receta rindo homenaje a mi abuelo Pepe que las hacía exquisitas y siempre nos esperaba con una buena fuente preparada en la mesa con el brasero encendido, así las hacían él y así las preparan ahora mis padres.

Ingredientes:

.2 ó 3 dientes de ajo

.Pan del día anterior

.1 cucharada de harina de trigo por persona

.1/2 ó 2 cucharadas de azúcar por cada una de harina

.Cáscara de limón

.1 vaso de agua por cada cucharada de harina

.Aceite de oliva

Elaboración migas-de-nino2

Poner a calentar un buen chorro de aceite de oliva en una sartén profunda y amplia.

Partir el pan en cuadraditos para hacer picatostes. Cuando el aceite esté caliente, echar los dientes de ajo con un corte, cuando se hayan frito retirar. Después freír los dados de pan y retirar sobre papel de cocina para quitarle el exceso de aceite.

Sobre ese aceite echar la harina y el azúcar y mezclar con unas varillas.

Con respecto a la cantidad de azúcar, yo le echo una cucharada y media de azúcar por cada una de harina porque prefiero que no se queden demasiado dulzonas y, cuando estén terminándose de hacer las pruebo y si quiero añadirles más les echo algo más de azúcar.

Cuando la harina y el azúcar ya se hayan cocinado con el aceite, echar un trozo de cáscara de limón bien limpia y agregar el agua y seguir mezclando con las varillas, a fuego medio, hasta que espesen.

Verter sobre una fuente y añadirle los picatostes. Y ahora sólo queda disfrutar de este plato tan sencillo pero rico en familia o con amigos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s