Propiedades de las espinacas

Las espinacas son esas verduras que muchos rechazan, incluso sin haberlas probado. Pero con este post comprenderéis por qué es tan importante consumirlas.

Están compuestas en un 92% de agua (de ahí que al cocinarlas su tamaño se reduzca de forma muy considerable) y también por fibra. Pueden comerse tanto cocinadas como crudas y tan sólo aportan 22kcal. por cada 100 gramos consumidos.

PROPIEDADES ESPINACASEstas hojas verdes se caracterizan por su riqueza en clorofila, minerales y vitaminas.

Con respecto a los minerales que contienen destacan el magnesio, el calcio, el hierro, el potasio y el sodio. También aportan importantes cantidades de yodo, fósforo y zinc.

  • Hierro y clorofila: su contenido hace que sean unas verduras que deban consumirse cuando se tiene anemia o  algún tipo de debilidad.
  • Potasio y sodio: nos ayudan a regular el funcionamiento de nuestro cuerpo, especialmente la actividad muscular y la transmisión y generación del impulso nervioso. También nos ayudan a eliminar el exceso de líquidos, regulando así la hipertensión arterial.
  • Magnesio: favorece la producción de energía y ayuda al buen funcionamiento de nuestros intestinos y nuestros músculos. Además, no debemos olvidar que el magnesio está en nuestros huesos por lo que, su consumo, mejora la fijación del calcio óseo y también apoya la función nerviosa, lo que tiene como consecuencia que se favorezca un sueño adecuado y que se mejore la fatiga psíquica.
  • Fósforo: es muy importante en la estructura de nuestros dientes y huesos y ayuda en los procesos de generación de energía. Se encuentra en las moléculas como el ADN y, además, se suma a determinadas grasas con funciones importantes en nervios y cerebro.
  • Yodo: regula la glándula tiroidea ayudando al metabolismo.
  • Zinc: es un regulador hormonal, necesario para fabricar la insulina e importante para el buen funcionamiento de las hormonas sexuales.

PROPIEDADES ESPINACAS2Con respecto a las vitaminas, cabe destacar la vitamina C y E y la provitamina A, todas ellas con acciones antioxidantes. Además, aportan algunos tipos de vitamina B y ácido fólico.

  • Vitamina C: participa en el proceso de creación del colágeno, estimula nuestro sistema inmune, ayuda en la producción de glóbulos rojos y en la absorción del hierro de los alimentos.
  • Vitamina E: protege de las grasas por lo que reduce el colesterol, ejerce de antiinflamatorio y protege a los glóbulos rojos, al tejido nervioso y a las hormonas grasas.
  • Vitamina A: es muy importante para el buen funcionamiento de nuestra visión y para el buen estado de nuestro pelo, piel, mucosas y huesos. Es anticancerígeno, en especial en el cáncer de estómago, pulmón y boca. También ayuda al buen funcionamiento del sistema inmunológico.
  • Ácido fólico está presente en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis del material genético y, muy importante, favorece la formación de anticuerpos en nuestro sistema inmonológico.

Las espinacas son unas verduras altamente recomendadas para mujeres embarazas debido a su contenido en zinc y ácido fólico.

Y aunque haya ciertos sectores reacios a su consumo por su contenido de nitratos y ácido oxálico, deberían consumirse enormes cantidades de este alimento para que la presencia de estos componentes en nuestro organismo fuese elevada y llegase a afectar a nuestra salud.

Ahora sólo debéis elegir recetas atractivas y sanas para consumir estas verduras, yo os dejo algunos ejemplos:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s